La leyenda cuenta que si dejas un hot cross bun en las vigas de la cocina el dia de Viernes Santo, el pan se mantendrá fresco durante todo el año. Vale la pena intentarlo 😉

En St Albans, en el siglo catorze, un monje de la catedral llamado Thomas Rocliffe creó una nueva versión del bollo tradicional, añadiéndole pasas, aromas de manzana y naranja y un poco de canela. El resultado es espectacular y aunque lo puedes comer tal cual, si le pones un poco de mantequilla salada y mermelada ya es todo un vicio.

Os dejamos esta receta de Mary Berry` por si os animais a hornearlos. Os servirá también para practicar inglés repasando los números y ingredientes.

Buen apetito!!